miércoles, 23 de noviembre de 2005

Saturación

Estimada audiencia. Me encuentro tan saturado por la cantidad de hechos con los que me encuentro, que dan muestra de la magnitud de la manipulación a la que nos vemos sometidos los ciudadanos, que el desanimo y la indecisión dominan mi voluntad a la hora de añadir publicaciones en esta humilde bitácora.

Además de esto, las tareas habituales a las que este ciudadano se dedica, dejan en ocasiones y en determinados periodos de tiempo, poca cantidad de este último para poder acometer con garantías la enorme tarea a la que pienso en ciertos momentos que me enfrento.

Hasta ahora me he desahogado en cierta medida y he contado la mayor parte de las inquietudes, que más me preocupaban. Llegados hasta aquí, nos encontramos con la repetición sistemática de los mismos errores, las mismas falacias.

No se trata de vencer a nuestro enemigo con más mentiras, por que este no es otro que la misma mentira. Existen los problemas, la escasez de recursos, la solidaridad en su reparto y la búsqueda de formas de su máximo aprovechamiento, entre otros muchos. Puede que sea un utópico, pero creo sinceramente que todo discurso que se aleje de este objetivo es proporcional en su misma medida a su ineficacia.

En fin, como pequeña muestra de todo esto, un comentario sobre una noticia más:

El presidente del gobierno español en defensa de la nueva ley de educación, LOE:

El presidente del Gobierno Español don José Luis Rodrigez Zapartero

En su turno de palabra, el presidente del Gobierno ha defendido la solidez del sistema educativo español y el "formidable avance" que ha experimentado en los últimos treinta años. En este contexto ha opinado que esa solidez la demuestra el hecho de que el sistema educativo no se haya resentido de ministros "tan nulos" como Mariano Rajoy, que ocupó, entre otras, la cartera de Educación durante los años de gobierno del PP

Para empezar, tenemos una afirmación gratuita, ya que no demuestra de que forma ha avanzado el sistema educativo. Peor aun, como simulacro de esto, lanza una acusación que roza el insulto, llamando nulo al presidente de la oposición, (¿cómo puede algo nulo demostrar la solidez de otra cosa?) que ocupó la cartera de educación en la anterior legislatura. Por lo visto, para el propio presidente, lo peor que se hizo en el anterior gobierno fue el no modificar el sistema educativo que el propio Partido Socialista instauró en su día, antes de las elecciones. Bueno, en realidad si que lo hicieron, pero de nuevo surge el presidente actual, derogando la LOCE, propuesta por la actual oposición cuando no lo eran. En definitiva, no dice absolutamente nada de la ley propuesta actual, y acusa al gobierno anterior de no modificar a tiempo la aun ley vigente que su partido instauró en su día, ¡¡¡antes de que ellos mismos se lo impidan!!!

Superior a mis fuerzas

Por cierto, si cambian el contenido del artículo por el motivo que sea, lo tengo impreso en papel.

lunes, 14 de noviembre de 2005

Parliament Bombing

De forma similar a la del «e-mail bombing», en la que se satura un servidor de correo mediante el envío masivo de mensajes, acuñamos el nuevo concepto de «parliament bombing» en el que se puede saturar un parlamento de un gobierno democrático mediante la propuesta de textos legales plagados de inconstitucionalidades o excesos, que se han de corregir, aprobar y, eventualmente, denunciar, procesar y, en caso de decisión judicial no favorable, derogar, volver a proponer... repitiendose el proceso.

Todo esto, en uno de los mejores casos.

viernes, 4 de noviembre de 2005

La falacia preventiva o reciproca

Como una variante o simplificación de la falacia predictiva vista en la anterior publicación, surge la que se podría llamar preventiva o reciproca, que consiste en lo siguiente. Dados dos supuestos oponentes A y B:

El oponente A acusa al oponente B de lo que él mismo está haciendo o pensaba hacer, sólo conocido por A, aunque sospechado, posiblemente conocido o con el riesgo de serlo por el oponente B. De esta forma evita que si eventualmente B llega a descubrir lo que está haciendo A, no pueda acusarle de ello con credibilidad, al ser una acusación devuelta y repetida.
Por este motivo es preventiva. Al saber A que le pueden acusar de algo (porque es cierto y aunque puede ser sospechado por el resto, lógicamente solo él lo sabe con total seguridad), al acusar a B de eso mismo, este último se encuentra con que cuando descubre la verdad, tiene que acusar a A de lo mismo exactamente que le han acusado a él. Ejemplo (fuente: Boletín nº 4 (31/10/2005) PSOE, página 3)

Palabras del Secretario de Organización socialista, José Blanco:

don José Blanco en una de sus intervenciones orales
En su intervención, Blanco dijo que Rajoy, Acebes, y Zaplana, mienten igual que otros acuden todos los días al gimnasio: para mantenerse en forma.
Esta estrategia se apoya en la falacia de la afirmación gratuita, ya que en ningún momento argumenta sus palabras (no podría hacerlo), sino que simplemente las afirma, como si el mero hecho de pronunciarlas le dieran otra validez, aparte de la mediática.