domingo, 14 de junio de 2009

La Democracia según Federico

votar
Print Friendly and PDF

Si Javier Marías nos mostraba la democracia como el «menos malo» de los sistemas y según el, teníamos que dar gracias de no tener dirigentes como G.W. Bush o Hugo Chávez, el controvertido comentarista radiofónico que presume de defensor, más bien de ultra-defensor de los valores liberales, nos deja una no menos sorprendente definición de lo que en otros tiempos era el auto-gobierno del pueblo.

El polémico comentarista radiofónico Federico Jiménez Losantos

el mecanismo de la democracia que existe para no llegar a la guerra civil, pa.. como mecanismo de cambiar de gobierno … luego las libertades las garantiza un régimen liberal, la separación de poderes etc., la libertad de todos los días, pero además, cada cierto tiempo conviene ver si cambiamos o seguimos con el gobierno, se vota, y así no hay que acudir como los visigodos al magnicidio, al regicidio, a cortarle el pescuezo al prójimo o a pedir ayuda al Islam, que luego va y se queda…

«…para no llegar a la guerra civil…» ¡¿?!… Es tan impresionante esta frase que creo que por eso se trabuca un poco. O si no esta otra: «…cada cierto tiempo conviene ver si cambiamos de gobierno…». Increíble. Es decir: que si esa separación de poderes que no se sabe muy bien a que separación se refiere, funciona tan bien, y el régimen de libertades es tan estupendo, ¿para que demonios se ha de llegar a una guerra civil? ¿tanta libertad hay «garantizada» que para arreglar las cosas habría que organizar una guerra civil? ¿en una democracia se ha de llegar a situaciones tan extremas como para tener que cambiar de gobierno, como única opción a una guerra civil? ¿la única forma de cambiar de gobierno es tener que esperar «cada cierto tiempo» y escoger las únicas alternativas que nos ofrece una casta política? ¿es esa la idea de libertad del Don Federico? ¿los cambios de gobierno son solo tras tirar la cuerda hasta casi romperla? ¿es la democracia un juego de sogatira para F.J. Losantos, en donde los políticos tan solo marcan la raya en el suelo?

El popular (sic) «Juego de la Soga»

Por otro lado, manda narices que haya que remontarse a los visigodos para hablar de sistemas de gobierno ¿tan poco hemos progresado? Encima, dando un dato falso: los visigodos elegían a sus reyes, no los mataban para cambiarlos, pero la carencia de un control del poder y de un marco legal adecuado, propiciaban las luchas internas llegando a eliminar a los contrarios. Es decir, un sistema electivo de gobierno (no se puede hablar de democracia ni en el caso de los visigodos, ni en el sistema partidocrático español), no es garantía de nada, ni un mecanismo para evitar guerras civiles.

Como diría el de «Alarma Social»: esto se nos va de las manos.

Audio original:

votar

3 comentarios:

  1. Hola. Lo de las libertades está bien, pero la única forma de poderlas ejercitar, aunque parece un contrasentido, es con alguien que "obligue" a su cumplimiento, en el sentido mas represor del término. Si tu dejas a la gente "libre", se llega con una gran facilidad a la anarquía, también en la peor acepción posible. El ejemplo lo vemos en naciones que nominalmente son democráticas, pero que al tener un estado débil, no son capaces de mantener el "orden".

    Por cierto, los visigodos si mataban a los posibles candidatos a rey, pero por el mismo motivo. La corona no ejercía el poder sobre el territorio, delegaba en la nobleza, y esa nobleza para seguir manteniendo sus privilegios, necesitaba de una corona débil. Cuando la corona consigue el poder "real", se pasa definitivamente al sistema de sucesión que conocemos actualmente.

    ResponderEliminar
  2. Hola Administrador («Adminijtrator», que diría José Bono)

    Si te entendido bien, y estaría de acuerdo entonces, es que la anarquía contrariamente a lo que la gente piensa, no lleva al disfrute óptimo de la libertad, por el simple hecho de que no es capaz de evitar algunas de sus violaciones. Por lo tanto, digamos que por entropía, al cabo de un tiempo la anarquía tendería a la tiranía.

    Este es no obstante, un tema sobre el que se podría hablar largo y tendido, pero por ceñirme a tus palabras y lo que me ha parecido entender, creo que confundes la defensa decidida de la libertad individual con un estado que se cierra a la participación ciudadana. La democracia que nos describe FJLS es un sistema estatista a más no poder, salvo por la posibilidad de un cambio de gobierno «cada cierto tiempo», algo que se contradice con un supuesto liberalismo. Es decir, es favorable al actual sistema de partidos con nula participación ciudadana y cuyo modelo de estado es heredado completamente del estado franquista. Un sistema de partidos, con el diciendo lo que hay que hacer.

    Lo peor es que el sabe perfectamente lo que está diciendo. No sé cuales son esos estados «débiles» democráticos a los que te refieres y no se si los EUA se incluirá dentro de esos estados débiles (yo creo que no, desde luego), lo que si que sé es que allí, en los EUA, aunque sus ciudadanos sean casi todos unos zompones, disfrutan de un poder judicial con una independencia que es de ciencia-ficción en comparación con el español, lo suficiente para que no hayan guerras civiles a causa de los abusos de poder, ya que el poder judicial los límita por ley. No hace falta cambiar de gobierno cada cierto tiempo, ya que los ciudadanos están gobernando durante toda la legislatura a través no solo de su respectivo representante al que podrían revocar de su cargo llegado el caso, sino a través también de la multitud de referendums que celebran anualmente.

    El resultado es un sistema que garantiza de forma mucho más óptima la igualdad de oportunidades, aunque sus prejuicios culturales les hagan rechazar un sistema de seguridad social público, y otras manias de este tipo.

    Naturalmente, el orden y la libertad suelen caminar en direcciones opuestas, la diferencia es cuando ese orden te lo imponen o cuando te lo autoimpones tu mismo. La sociedad de los EUA es libre para autoimponerse el orden que quiera para que haya ese orden, mientras no se vulnere la ley y los derechos individuales. Aquí en España el problema es que ese orden no es el decidido por la sociedad, sino el que decide el partido de turno, según su interés. Y a este señor lo que le molesta no es que la sociedad no sea libre, sino que el orden que hay está impuesto por alguien que no le cae bien a el, y no es el orden que a el le gusta.

    Pues no, esa no es la democracia. La democracia es para que el pueblo gobierne y no hayan clases políticas cuyos privilegios no están decididos en función de su servicio a la sociedad. La democracia no es para evitar una guerra civil si no están los que a el le gusta en el poder.

    Saludos y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  3. Y lo de los Visigodos, eso era a lo que me refería. Como no había un sistema de poderes independientes, las luchas para acceder al poder de la nobleza eran a muerte. Pero ese no era el sistema, sino una consecuencia de su ineficiencia. Hasta donde yo se, la nobleza elegía entre ellos al Rey, eran las luchas de intereses lo que provocaba lo demás.

    Un sistema en el que los ciudadanos no pueden gobernar, sino que tienen que «cambiar de gobierno» (es decir, de clase dirigente, es decir, los que a FJLS le gustan) por estar tan hartos que casi organizan una guerra civil, no puede ser una democracia, y la defensa de la libertad estoy convencido que tiene otros caminos mucho mejores.

    ResponderEliminar

Sólo son permitidos los comentarios identificados. Le rogamos se identifique con algunas de las posibilidades que el sistema le ofrece.

Gracias y bienvenidos.

Lino (Información y realidad)
(cualeslarealidad@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)