miércoles, 17 de marzo de 2010

Los Tres Poderes

votar
Print Friendly and PDF

Normalmente, los poderes del estado que han de representar la soberanía de la sociedad civil, reciben los clásicos nombres de Judicial, Legislativo y Ejecutivo. Sin embargo, los tres poderes que hay en España son:

  1. Poder político:
    • Administración o funcionariado
    • Justicia
    • La Corona
    • Partidos políticos, sindicatos, y otras asociaciones o agrupaciones relacionadas (de victimas, Nunca Mais, los de «la ceja», etc.)
    • La Iglesia (la Católica, claro)
    • Colegios profesionales tradicionales (abogacía, médicos, telecos, arquitectos –principalmente–)

  2. Poder mediático: que se pelearán a ver a quien le hacen más la pelota a los anteriores, ya que de lo contrario, les pondrán todas las dificultades legales que puedan y harán todo lo posible para que sean expropiados o cerrados , dando para ello la excusa que mejor convenga según el momento.
    • Prensa
    • Radio
    • TV

  3. Poder económico: los que acordarán sustanciosos contratos con cualquiera de los anteriores, para promocionar y apoyar sus proyectos a cambio de tratos de favor, en detrimento del resto de empresas más modestas aunque más numerosas, dejando al resto de ciudadanos en general en claro agravio comparativo.
    • Bancos
    • Multinacionales
    • Energéticas

Si estás en alguno de los grupos anteriores, dependerá de ti que es lo que quieras hacer y por lo que quieras luchar o reivindicar, pero si no estás relacionado con alguno de ellos, por ejemplo, si no eres gay ni inmigrante (colectivos de interés populista para el poder político), si no eres un artista que ha logrado caerle en gracia a alguno de los poderes anteriores, si eres trabajador de una pequeña o mediana empresa o eres autónomo…

Entonces, si deseas ser una persona emprendedora y ser valorada más por tus méritos o por tus ideas comerciales que por tus enchufes o amigos, o deseas que así sea valorado todo el mundo; si deseas ser tan solo un ciudadano independiente, la base de la sociedad civil en un sistema democrático; entonces en cualquiera de estos casos estimado compañero, entonces estás jodido.

votar

10 comentarios:

  1. Yo iría más alla, no creo que en España haya una separación de poderes al estilo de Montesquieu ni al estilo de Lino.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Je, si bueno, supongo que en el fondo soy un optimista inocentón.

    Lo decía por los movimientos y cambios de estrategia e imagen de EL País (Grupo PRISA), por ejemplo, desde que a ZP le ríen las gracias los de La Sexta. O también los posicionameintos de empresas energéticas añadidas a última hora, Endesa-Madrid Gas Natural-Barcelona, y similares.

    Vamos, que hay movimiento de intereses, y es en esa lucha de intereses por conseguir el poder y favor del Estado, y por consiguiente, de sus recursos proporcionados por los millones de ciudadanos, en donde está el verdadero juego político. Todo lo demás es paripé.

    ¡¡Saludos y gracias por visitar el blog!!

    ResponderEliminar
  3. Se empeñan en complicar las cosas y las complican eh?. Yo desde mi posición femenina veo que a la posición masculina se la está degradando y la discriminación positiva no es eso en absoluto.

    Saludos Lino.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Conchita. En un primer momento había metido el tema de la discriminación positiva hacia la mujer, pero lo he quitado por que me estaba metiendo en un jardín.

    Ser mujer puede facilitarte algo las cosas en algún momento, pero desde luego que no te soluciona la papeleta en absoluto. En esto, en la falta de legitimidad de los representantes, en el conchabeo fraudulento a la hora de repartirse la tarta que pagamos todos pero no probamos nada si no participamos en el juego, un juego que no tiene nada que ver con la democracia y si con la lucha ávida, demagógica y falsa por el poder entre grupos de presión sectarios, en eso, estamos juntos mujeres y hombres.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es que de esta incorrecta gestión del poder, se derivan la gran mayoría de defectos que observamos día a día: desde hacer ministra a una persona solo por ser mujer, a hacer presentador de televisión a otra persona solo por ser gay. Pero es que casos de estos en los que personas de todo tipo ocupan sus puestos de responsabilidad solo por ser de cualquier cosa anecdótica, pero que le es útil al mandamás de turno, que ha llegado a su puesto de la misma forma, los hay por doquier.

    Quería con este artículo ver que la división de poderes no existe, tan solo hay una carrera desenfrenada por estar arriba, y en esa carrera hay diferentes grupos según su área de actividad. La llamada transición consistió principalmente en dejar entrar a otros participantes en esa carrera, pero el premio sigue siendo el mismo: aprovecharse de la sociedad civil a la cual mantienen ajena a todo este desaguisado.

    ¡Corho! si es que tengo para otro artículo...

    ResponderEliminar
  6. Se entiende el humor negro, amargo, crítico. Pero poner al homosexual en el mismo colectivo que el inmigrante, me parece desatinado. Ya querría el inmigrante(sobretodo el no UE)tener la mitad de derechos que tiene el colectivo homosexual.Aunque esto no signifique que ambos deban conformarse al menos con ser un colectivo, antes son personas y como tales deben tener plenos derechos a ejercer. Por lo demás, yo diría que el solo hecho de ser un asalariado, un contratado, ESTÁS JODIDO.

    e.lapuente.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Sr. Lapuente, le agradezco la visita y el comentario.

    La intención del artículo era analizar cual es la situación de la supuesta soberanía del pueblo español o de la sociedad española, y quien y como desempeña la función de representarla. Parece claro que esta responde a luchas de poder por el poder en si mismo sin más control que el que dichos grupos de infringen unos a otros, sin que los ciudadanos de a pie podamos decir nada, y dando gracias por no encontrarnos en el camino con alguno de estos intereses ya que podríamos darnos por aplastados.

    La discusión sobre qué grupos están más o menos discriminados o favorecidos, es otra, y admito que ha sido un error dejar caer algunos ejemplos (y menos mal que rectifique ya que había incluido también al «colectivo» femenino) que lo único que han conseguido es desviar la atención.

    Una cosa es cierta de su comentario: JODIDOS ESTAMOS TODOS, en mayor o menor medida. Con este sistema y con estos políticos, así es. No obstante creo que se puede hablar de colectivos que están menos jodidos que otros, ya que participan de forma más directa de los repartos de poder. Los asalariados de multinacionales, por ejemplo, son considerados casi como funcionarios, dada su protección por el poder político debido al interés que suscitan. Pero sin embargo, ocurre que un ingeniero industrial cualificado puede estar cobrando menos que un simple fontanero, pagando además escrupulosamente todo el sistema publico de pensiones, sanidad, etc, cosa que es muy probable que el fontanero no haga. Por supuesto, el fontanero se encontrará totalmente desprotegido en casos como la crisis actual. La cuestión es que este es otro debate que podría extenderse bastante.

    También estoy totalmente de acuerdo, y creo que en ningún momento he dado pie a pensar otra cosa, que ningún colectivo como tal ha de tener derechos, sino que los ha de tener como ciudadanos, sin distinción alguna por su condición de sexo, raza, etc, etc. Así que estos deberán tener plenos derechos a ejercer exactamente igual que cualquier otra persona, pero sin ningún trato de favor precisamente por su condición, que es lo que está ocurriendo.

    Admitiendo lo acertado de su comentario, no obstante me gustaría aclarar otros puntos que encuentro no tan atinados:

    No he incluido a homosexuales e inmigrantes dentro del mismo colectivo. Tan solo he expresado mi opinión de que estos dos colectivos están en casos determinados sistemáticamente favorecidos por el poder político. En el caso de los inmigrantes NO UE, en concreto los sudamericanos, he comprobado personalmente como acceden a puestos en colegios por delante de nativos y tienen preferencia en otros servicios sanitarios, y además, sin haber cotizado ni un solo año. Como decía, este es un tema para hablar largo y tendido.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante la información y creo que las redes sociales cumplen un papel muy importante.

    ResponderEliminar
  9. Siento lo tarde de mi contestación. Gracias por tu valoración. La importancia de las redes sociales es evidente, pero no hay que olvidar los riesgos de la falta de control. La libertad para publicar y difundir cualquier cosa es campo de cultivo para llenar de ruido los canales. Saludos.

    ResponderEliminar

Sólo son permitidos los comentarios identificados. Le rogamos se identifique con algunas de las posibilidades que el sistema le ofrece.

Gracias y bienvenidos.

Lino (Información y realidad)
(cualeslarealidad@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)