domingo, 2 de marzo de 2008

Falso laicismo

Print Friendly and PDF
La historia del ser humano es la historia de la religión. Desde que la especie humana inició su camino sobre este planeta, comenzó a sentir la necesidad de explicar aquellas cosas que ocurrían a su alrededor, y que le influían en su vida diaria hasta el punto de decidir sobre esta misma y sobre la del grupo del que presumiblemente, formaba parte.

Es de suponer que, en función del acierto proporcionado por estos intentos de explicación, las incipientes sociedades que habían desarrollado ese conjunto de creencias lograban un resultado más o menos satisfactorio, repercutiendo en su desarrollo.

A medida que la Ciencia comenzaba a explicar más satisfactoriamente los fenómenos naturales, pudiendo no solo comprender sino también predecir e incluso transformar ese entorno vital, surge un punto de inflexión que haría diferenciarse a las diferentes sociedades en base a su capacidad para desembarazarse de las antiguas creencias, y funcionar con las nuevas basadas en la ciencia.

Se puede decir que la única civilización que ha desarrollado lo que conocemos por ciencia, separándola de las creencias que durante siglos habían dado explicación a la naturaleza, es la occidental. El resto de civilizaciones han debido de imitar a esta a su manera, o quedarse en la Edad Media, época en la que se podría localizar el citado punto de inflexión. Por ejemplo, Japón, país de fuertes tradiciones, logró encontrar la forma de compaginarlas con los avances de occidente, para convertirse en una de las principales potencias científicas, culturales y económicas del mundo. China se encuentra en proceso de adaptarse e integrarse en occidente. Y puede que hasta lo absorba económicamente si sigue a este ritmo.

Por supuesto que el abrazo de la ciencia no significa dejar las distintas confesiones desarrolladas desde la antigüedad. Siglos de convivencia con ellas, han de haber dejado una impronta en el acervo cultural de las personas, difícil de hacer desaparecer. Suponiendo que deba hacerse.

Mientras la ciencia no logre explicar todos y cada uno de los misterios que nos reserva la naturaleza, cosa que puede que no ocurra nunca, la creencia mística es una necesidad que sigue existiendo entre las personas.

El comunismo, el fascismo o el nacionalismo, son ideologías que aprovechan esa necesidad humana con el objeto de controlar a las masas. Para ello, o bien sustituyen la creencia en un dios o entidades místicas, con otra entidad abstracta como por ejemplo la nación o la raza; o bien controlan a las instituciones religiosas como en el caso del nacionalcatolicismo español, durante la dictadura franquista. Si estas instituciones religiosas ostentan demasiado poder rivalizando con el de los lideres políticos, puede ocurrir que se tenga que reprimir la libertad religiosa duramente, siendo este el caso del comunismo, por regla general.

Lideres comunistas

En este último caso, la adoración de lideres místicos o religiosos ha de sustituirse por la de los lideres políticos. Este punto es compartido con la estructura política de las sociedades teocráticas musulmanas como por ejemplo Irán o Marruecos, en el que los lideres políticos son al mismo tiempo, religiosos.

Terminaría aquí este sencillo análisis, consistente en conectar conceptos de amplia difusión, esto es conocidos por una gran mayoría, sin tener que profundizar en historia, sociología o teoría política, o tener que leer a Max Weber o Karl Marx. Aunque lo de leer desde luego, nunca está de más.

El siguiente paso consiste en conectar con la sociedad española y las «grandes tácticas de campaña» de los partidos políticos, para comprobar que solo así se comprenden algunos de los eslogans de partidos como el PSOE, por ejemplo:Portada del programa electoral del PSOE

El laicismo o la aconfesionalidad es una forma de gobernar basada en la razón, en aspectos medibles u objetivos, es decir, en lo que ha distinguido a occidente en los últimos tiempos. No es únicamente la ciencia, sino la gestión basada en términos prácticos, en el resultado. Todo comerciante o autónomo sabe de que estoy hablando, no hace falta ser una «eminencia». Basar el voto a un partido político en la Fe que tengamos en su programa, el creer porque sí a las 100 promesas lanzadas al aire, no tiene mucho que ver con el laicismo.

El PSOE se enfrenta a la iglesia, para que creamos en Zapatero en su lugar, nuestro nuevo mesías.


Leer más..

14 comentarios:

  1. Hola. Creo que es ir demasiado lejos afirmar que los socialistas pretender cambiar una religión por otra digamos, 'zapaterista'. Es cierto que se intenta atacar a los sentimientos y a una especie de confianza ciega basada en ellos pero tanto como una nueva religión, me parece demasiado.
    Por otro lado me gusta tu blog, entiende mi crítica como constructiva...
    Saludos
    Raúl

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Raúl.

    Evidentemente, es una exageración, en el sentido de que no es el objetivo inmediato del PSOE sustituir a la religión tradicional, por una «zapaterísta».

    Sin embargo, fijaté en varias cosas:

    - Has elegido tu mismo un vocablo, y que denota como todos notamos, que hay una corriente ideológica personalista, no basada en razonamientos, sino en una especie de supuesto carisma o «mágia», de nuestro protagonista ZP.

    - La Iglesia Católica es un oponente más del PSOE, en el sentido de que no obedece a sus intereses. Son casi incompatibles. Puede que convivan temporalmente, pero a la larga, acabarán surgiendo conflictos. El socialismo como sistema, no permite la competencia de otros poderes entre la sociedad, ni siquiera permite apenas que destaque nadie fuera de la ideología. En una democracia real, mientras los derechos individuales se respeten y mientras las instituciones religiosas se manifiesten como ciudadanos, sin vulnerar la ley, permite todo tipo de expresiones.

    - En definitiva, los argumentos utilizados en la campaña responden en gran medida, a los de una «evangelización» política. Es lo que quería destacar.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Otro apunte más, Raúl: ...Es cierto que se intenta atacar a los sentimientos y a una especie de confianza ciega basada en ellos ...

    Como le llamas a esto, Raúl. ¿te parece nomral que un partido político del S. XXI base su estrategia en la nada, el la confianza sin más? ¿te parece normal atacar las creencias, justamente las mayoritarias, las que le hacen la competencia?

    El punto final del recorrido, tal vez no sea sustituir la religión, pero la dirección apuntada yo diría que va por ahí cerca.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Al hilo de lo que dices de compaginar ciencia y religión,¿has visto el vídeo llamado:
    "¿¡Y TÚ QUÉ SABES!?.Dentro de la madriguera".
    Es un intento o más bien una explicación científica, demostrando que ciencia y religión vienen a decir lo mismo. Son explicaciones de profesores universitarios de ciencias y letras de distintas y prestigiosas universidades norteamericanas. Interesante , ameno y con explicaciones sencillas y claras. ¿Lo has visto?. ¿Qué opinas?.

    ResponderEliminar
  5. No he podido ver el viedo, no está disponible en su página creo de origen. Lo he buscado en youtube pero apenas he podido ver un trailer o algo así.

    Vamos a ver, esta entrada me vino en parte inspirada por dos (o tres) artículos, fundamentalmente: este y este (y este que también es de Paul Davies).

    En ellos se explica (tal y como yo lo entiendo) que la ciencia actual, padece de algunas características o «errores», que le asemejan a la religión. Algunos de los postulados de la ciencia son considerados prácticamente como «como dogmas de fe», no por la ciancia en si, sino por las personas, los científicos que en realidad están haciendo un uso de la ciencia como si de una religión se tratase.

    Esto se enlazaría con la suposición de que la creencia es una necesidad que vendría demostrada por la actitud de los seres humanos durante toda su historia. Incluso hasta el punto de lo que en un principio fue un alejamiento o separación de la creencia mistica, la ciencia, sufriera esta una involución. La cuestión está en que en ocasiones una actitud puede ser en la práctica tan fundamentalista como la de la creencia en una religión, y nada para ello como sustituir esta religión con otro tipo de creencia.

    Es más, hasta los llamados ateos pueden ser tan radicales como un religioso gran creyente, al negar toda posibilidad de dios. Hay también artículos que consideran el ateismo un tipo de religión no basada en dios. Estamos acostumbrados a pensar que las religiones han de ser teistas y no es así.

    Tras todo esto, me reitero en lo mismo. Sigue exisitiendo diferencia entre el pensamiento racional y la creencia mística, otra cosa es que los seres humanos a veces nos dejemos llevar por institntos o una supuesta autoridad nos haga ser tan fanáticos como un sacerdote fundamentalista, de cualquier religión.

    Hay que seguir trabajando en saber administrar esas necesidades y comprender las diferencias.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Un ejemplo de a lo que me refiero, es la actitud que se está tomando frente a el cambio climático.

    Según cuentan, se habla de «negacionistas», a los que no «creen» en el cambio climático, o no culpan al ser humano de el. Y para todo movimiento religioso hay un mesias, en este caso Al Gore. Algo así como un ZP más rellenito.

    ResponderEliminar
  7. Vaya, interesantísimo debate el que se nos plantea aquí! Entramos en el campo de la filosofía de la ciencia.
    Hace años me dió por matricularme en la facultad de filosofía durante unos meses y había una asignatura que se llamaba precisamente así y que trataba sobre estos temas. Disfruté mucho de las clases del profesor Castrodeza, uno de esos maestros con vocación que te dejan huella.

    Digamos que teorías hay varias; tenemos a los positivistas que creen en el método científico a pies juntillas y otros como los refutacionistas que tienen posturas menos radicales, ellos dicen que la ciencia evoluciona a base de refutaciones, en un momento dado tenemos unas teorías que se dan por válidas pero esto es sólo hasta que algún hecho inexplicable aparece y la teoría es refutada, por lo tanto la ciencia tiene que evolucionar, ampliarse para abarcar el nuevo descubrimiento. A veces se producen auténticas revoluciones como cuando apareció Einstein con su Relatividad.
    En el caso que nos ocupa estoy de acuerdo en que algunos racionamientos dados como 'científicos' rayan el dogma de fé, sobre todo porque la ciencia no ha evolucionado lo suficiente como para validarlos realmente y entonces se empieza a basar en probabilidades y estadísticas totalmente interpretables. Además, algunas cosas nunca podrán ser abarcadas por la ciencia ya que esta se basa en ciertos principios como el de causa y efecto que no tienen porqué ser universalmente válidos;quiero decir, de acuerdo, los cuerpos se atraen por la ley de la gravedad pero ¿y por qué es así la ley de la gravedad? podía ser de otra manera. Esos último porqués nos superan completamente, debemos ser humildes y aceptarlo.

    En cuanto a la posible coexistencia o no entre el socialismo y la religión, en este caso católica, diría que yendonos al extremo no son compatibles pero tampoco una religión interpretada al extremo es compatible con muchos sistemas. Estoy en contra del extremismo en cualquiera de sus manifestaciones, parto de la base de que no somos lo bastante sabios como para estar en posesión de la verdad absoluta y por lo tanto debemos tolerar otras opciones.
    Ah y a ZP le queda muy grande el papel de mesías, vamos, que ni de lejos. Eso sí, atacan a los sentimientos porque lamentablemente eso surge un efecto considerable en una gran parte del electorado. Contra eso sí hay que luchar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. pero tampoco una religión interpretada al extremo es compatible con muchos sistemas

    Así es Raúl, por eso en el mundo occidental, y dadas las caracterísitcas de la religión cristiana y las de los sistemás políticos liberales productos de la revolución francesa y otros factores, ha sido posible compaginar ciencia y religión con bastante eficacia. El cristianismo permite una flexibilidad suficiente para compaginar pensamiento racional y además, tener un espacio para la Fe. Otros sistémas políticos son demasiado acaparadores de poder, y coartan la libertad del individuo en demasía, como para permitirle tener otras creencias que no sean el estado, la nación, la raza, etc. Me remito a los hechos, de cómo se ha construido occidente.

    Sobre lo de que le viene grande el papel de mesías a ZP, ojalá tengas razón, Raúl, ojalá. Más que nada por que la gente cuando sigue a un mesías "salvador", sin dar este ejemplo y sin pensar en lo que se hace, "creyéndole" ciegamente, y yendo en sentido contrario al que lleva el mundo occidental desde hace varios siglos, acaba por perderse de verdad.

    Saludos cordiales y gracias por tus comentarios

    ResponderEliminar
  9. Saludos,
    muy interesante tu blog. Espero que no te sientas perseguido ;)pero me entran ganas de opinar.
    Por un lado me entristece que solo veas la paja en el ojo ajeno ("Con cabeza y corazón" no apela a sentimientos?) y por otro me hace mucha gracia lo de relacionar a Zp con un mesías.
    Hoy por hoy todo lider intenta aprovechar la veta de la incapacidad del hombre de caminar solo, pero la culpa de eso la tenemos que buscar en nosotros mismos. La responsabilidad es solo nuestra.
    ¿Por qué hay que tener la respuesta a todo? ¿No podemos vivir con la necesidad (o curiosidad) de ir respondiendo a esas cuestiones a lo largo de nuestra vida, pudiendo incluso dejar espacios con interrogantes? ¿Qué problema hay en no saber, por ejemplo, el tamaño del universo? Me interesa, me apasiona, pero he de aceptar que habrá muchas preguntas sin respuesta. No necesito poner ahi a nadie ni a nada. Sigo a la expectativa...
    Todo lo que somos, todo lo que nos rodea, sigue, en su mayor parte, siendo un misterio. Y la consecuencia debería de ser, como dices, nuestra humildad.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Eva. Pues no, de momento no me siento perseguido ¿crees que lo harán?. Puedes opinar todo lo que desees, no te cortes.

    Veamos. No creas que no he pensado eso de la campaña del PP. Gran cantidad de políticos apelan al sentimiento. Pero no todos. En todo caso, que lo haga una mayoría no significa que esté bien (no, no te sorprendas, es así).

    En el caso de ZP, en mi opinión, va mucho más allá. Rajoy al menos, deja una parte a «la cabeza». ZP solo «creer». Si no sabes ver la diferencia ya en esto, es difícil que lo hagas en lo demás. Voy a intentarlo no obstante.

    He leido algo del programa del PSOE, y los 100 motivos para «creer», y no hay apenas propuestas firmes o definidas, solo declaraciones de intenciones. Así que será facíl que cumplan su programa, con decir que ya han tenido la intención será suficiente. Por ejemplo: dicen que van a formar unas «mesas» o comités, para diversas cosas, entre ellas ver como pueden participar más los ciudadanos. Casi hasta me convencen cuando me di cuenta de que era un trampa. O me dicen que mecanismos concretos van a implantar o modificar o nada. Si se definen, la gente puede opiniar, si te dan solo «esperanza» no, algo así como prometerte el paraiso. Pues eso. A ver quien niega el vacío, el cero absoluto. Algo por cero es cero (si no recuerdo mal las clases de mates). Con organizar ese comité será suficiente.

    Esto de los comités, es como aquel de «intelectuales» (entre las cuales había una que defendía la ablación del clitoris, por ejemplo) o aquel de «sabios» para arreglar lo del TVE, y que no sirvió para nada excepto para echar a un moton de gente a la calle (actitud muy socialista), sobre todo de la Comunidad Valenciana (como aquí gana el PP desde hace años, que más da, verdad)

    El resto de preguntas que planteas (que si necesitamos saber el tamaño del universo, tener que saberlo todo, etc), estoy de acuerdo contigo. No podemos saberlo todo, naturalmente, en ningún momento he pretendido alcanzar semejante situación. Pero lo que nunca voy a aceptar es que me impidan saber más, y no ya a mi, en este caso a la sociedad, que con esa actitud neofundamentalista se llega a un estado de embobamiento progre continuo y generalizado.

    Mi humildad, que creo tener, no implica tener que someterme a los designios y tonterias de nadie. Y en el caso de los políticos y gobernantes con mayor motivo.

    Por último, confieso no haber leido el programa del PP, pero es que no pensaba votarles, ya me han demostrado lo que tienen que demostrar, lo bueno y lo malo. En el caso del PSOE, le diferencia es que es el que nos gobierna. Es a quien hay que exigirle. Espero que esto lo puedas entender.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que no pretendía atacarte. No se si lo parecía pero no era mi intención.
    En cuanto a lo de Zp, ¿le vale con 4 años de credibilidad? Porque son los últimos que va a tener. Lo tendrá que demostrar. Que valía la pena, digo. Si no lo demuestra, nadie le creerá más. Por tanto sería un mesias de usar y tirar.
    He estado leyendo el programa de UPyD y lo he encontrado justo y motivador (too late, dont´t u think?), pero seguro que me hubiesen podido mis prejuicios ante el lobo pepero. Les seguiré a ver como lo hacen.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, me lo ha parecido, pero luego he cambiado el comentario.

    La verdad es que siento una enorme curiosidad por ver ahora que dice el PSOE, ahora que ya ha ganado sin guerra de irak y ... me hubiera gustado decir sin atentado, pero digamos que sin un suceso tan dramatico como lo fue el 11M y sin gritos de asesino en la sede de Génova, sin terroristas suicidas en la SER, etc...

    Ahora volvemos a cierta normalidad, ya no hay tanta "legitimidad" para acusar de crispación a la oposición por hacer lo que debe hacer cuando les daban motivos, por que no va a haber los motivos que la originaban... en fin. Aunque cuatro años son demasiados.

    Saludos y gracias por visitar mi bitácora.

    ResponderEliminar
  13. PP-eros... puaggg... ¡¡qué asco!! ¡¡Qué cenizo el Pizarro ese!! Mira que decir que íbamos a entrar en crisis... Solbes y ZP sí que saben, no como el Mariano y Pizarro.

    ResponderEliminar
  14. Continuando sobre la supuesta exageración de llamar «mesias» a ZP, me resulta tremendamente significativa la alegría con la que nuestro presidente y sus «secuaces» se auto-comparan con Obama, el presidente de los EUA que ha recibido a lo largo de todo el planeta desde sectores cercanos al socialismo y al islamismo, la misma denominación: el Mesias.

    Enlaces:

    Foro Univisión

    Penultimos días

    Is Barack Obama the Messiah?

    ResponderEliminar

Sólo son permitidos los comentarios identificados. Le rogamos se identifique con algunas de las posibilidades que el sistema le ofrece.

Gracias y bienvenidos.

Lino (Información y realidad)
(cualeslarealidad@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)