martes, 11 de noviembre de 2008

La estrategia del PSOE

votar
Print Friendly and PDF
No es habitual entrar en el terreno de la política de forma tan continuada en este blog, pero la suma de ciertos acontecimientos hacen de algún modo inevitable continuar hablando, sino de política en realidad, si de las repercusiones que aparentemente tienen en la sociedad las decisiones tomadas por los supuestos representantes de esta.

Cuando el actual partido en el gobierno ganó las elecciones de Marzo del año 2004, de triste recuerdo por el muy grave atentado en Madrid, un PSOE que había ido recortando distancias a un paso de tortuga respecto al entonces partido en el poder —aunque ni siquiera gracias a méritos propios, sino a los abusos y formas de ser autoritarias y prepotentes del entonces presidente del gobierno, que escondía el destino de la nación en una famosa libreta o bloc de color azul— se encontró entonces con que sin haber hecho prácticamente nada, sin necesitar de un programa elaborado, y lo más importante, sin necesitar de presentarse ante los ciudadanos con la responsabilidad de cumplirlo, había ganado las elecciones.

Unos ciudadanos que aplaudían la llegada de un desconocido, un novato que no ha trabajado nunca y desconectado de la sociedad, como el gran salvador de todos los problemas de España, sin recordar que hacía ocho años el país estaba a punto de deshacerse de paro y corrupción con su partido al frente, sin haber mostrado pruebas de arrepentimiento.

En estas condiciones, de ensueño para cualquier obseso de estar en el poder, el partido socialista poco tenía que hacer más que mantener a la sociedad en ese estado de estupidez para asegurarse su permanencia al frente del gobierno del estado. Para ello se debía invalidar a la oposición en el desempeño de su función democrática, en caso de que la hubiera (oposición y democracia). ¿De que forma es posible lograr esto?, principalmente, conociendo los puntos débiles de la oposición y las reacciones que puedan tener, aprovecharlas para que ella misma cave su propia tumba. Algunas ideas a continuación:
  • Minar la autoridad moral de la oposición: en este campo, el terreno había sido abonado gracias a la inefable actuación del anterior presidente don José María Aznar. Tan solo había que recordar insistentemente Guerra de Irak, Prestige, Yak 42, etc...
  • Imagen: esto estaba claro, se tenía que notar la diferencia con lo peor del anterior inquilino de La Moncloa. Talante y dialogo, más talante y dialogo. Y todavía más talante y dialogo. Para no decir nada, ni solucionar nada.
  • Invalidar la acción de oposición propiamente: lo básico, aprovechar la falta de autoridad moral lograda en el primer punto, ridiculizando o volviendo en contra cualquier recriminación (es decir, lo que en si constituye la oposición) acusándoles de crispar, por ejemplo. De esta forma era posible:
    1. Proponer estatutos autonómicos con temas controvertidos o que directamente podían violar la constitución, es decir, que fueran objetos de critica, para de esta forma picar el anzuelo.
    2. Modificar la Ley de Matrimonio, que no soluciona completamente el verdadero problema social de las parejas de hecho, pero que si enerva al sector católico vinculado tradicionalmente al Partido Popular (o sea, la oposición)
    3. Proponer asignaturas que presenten conflictos con otras como la de religión, como la de Educación para la Ciudadanía, con el mismo motivo.
    4. Archivo de Salamanca: desmenuzar archivos históricos simplemente por ser capricho nacionalista y que no contribuyen a mejorar nada el almacenamiento de los documentos, y que de alguna forma según la práctica archivera, desvirtúan el archivo en su conjunto.
    5. Ley de la Igualdad: ley demagógica y populista donde las haya, que consolida la desigualdad por razón de sexo, y que no aporta nada en la elección de cargos o puestos por razones de mérito profesional. Es decir, reafirma la elección a dedo.
    6. Negociación con terroristas.
    7.  Ley de la Memoria Histórica: ley con la teórica pretensión de poner las cosas en su sitio, pero visto solo desde una de las partes. De esta forma se alimenta el revanchismo, y una vez más, sin aportar alguna solución al problema, en caso de que hubiera alguno.
  • Retorcer, desvirtuar o confundir el significado de las palabras (igualdad, talante, crispación, paz, guerra, violencia, igualdad, género, sexo, víctimas, hombres de paz y terroristas, matrimonio, etc), y promover un relativismo máximo, lo que dificulta la formación de ideas claras y favorece el mesianismo político (liderazgo basado en la imagen y «buenísmo»)
Esto resume básicamente la acción del gobierno en los últimos cuatro años, más aparte el carné de puntos de conducir o la ley del tabaco, más que nada para rellenar un poco. No se ha mejorado el tejido industrial (ni intentado) ni científico, ni tecnológico, y los transportistas tuvieron que convocar una huelga importante por diversos problemas en este ámbito. En definitiva, se ha estado perdiendo el tiempo fastidiando a la oposición sin resolver problemas, o hacerlo de forma parcial a ser otros los motivos de base. De la impresionante crisis en cierne no hace falta ni hablar. Eso si, tenemos dos nuevas flamantes cadenas de televisión: La Cuatro y La Sexta. Sin comentarios.

Destrozada y sometida la oposición definitivamente, solo falta una pieza del puzzle, que es evitar que algún otro sector de la sociedad alcance relevancia o pueda influir políticamente de alguna forma (generando opinión, por ejemplo). La prensa está totalmente controlada desde hace años (o nunca ha dejado de estarlo), ¿que queda entonces por controlar, desacreditar o anular?:
  • La Iglesia.
  • Asociación de Víctimas del Terrorismo: se propuso en su día un candidato controlado por el PSOE para sustituir a Alcaraz, y hace poco se ha conocido que la protección con guardaespaldas ha sido suspendida. Por otro lado, con motivo del atentado del 11 de Marzo de 2004, existe otra asociación de Víctimas del 11M, de clara orientación pro-PSOE.
  • Mantener dividida a la población en continuas disputas absurdas, en base a propuestas y declaraciones de igual clasificación: «derechos de los grandes simios», «miembras y miembros», y un largo etcétera de sinsentidos, por no hablar de las teorías conspiranoicas a la vez de las inverosímiles teorías oficiales a cada cual más alucinante, o como se ha mencionado, del continuo reavivado del revanchismo guerracivilísitco.
  • Coartar la libertad de expresión en Internet.
  • La última táctica del gobierno se ha descubierto recientemente, tal vez por haber superado o al menos alcanzado los pasos anteriores: desmenuzar o desintegrar un sector profesional de gran repercusión sobre todo en la industria y las comunicaciones, poco presto a relativismo y pensamiento débil tan deseado por los socialistas, por pura desviación profesional: los Ingenieros Informáticos. Si alguien había tenido la esperanza de que se iba a tener una mejor capacidad científica, tecnológica e industrial en España, puede olvidarse definitivamente.
Las cuestiones que caben preguntarse es ¿que alternativa hay? y ¿que se le va a exigir? Estos problemas no son cuestión de buscar la alternancia en el poder, sino de impedir que este vuelva a abusar de nuevo, restando competencias a los dirigentes, aumentando la participación ciudadana... ¿alguien más se le ocurre algo o va a esperar que venga otro partido y lo solucione?

votar

2 comentarios:

  1. sin libertad lingüistica27 nov. 2008 19:39:00

    Hola, ¿La realidad? son las políticas de los socios de ZP

    Con las multas a los comerciantes en el barrio de Sans en Barcelona por los organismos de la ‘normalización’ de la Generalitat ha surgido este vídeo, es una tragicomedia digna de verse.

    Os recomiendo la visión de CASABLANCA de LLOBREGAT, dedicado especialmente a los que apoyan el CAC (centro de multas por rotular en castellano y cerrar emisoras por criticar las políticas del tripartit) y en especialmente a los que están por todo lo contrario. vídeo:

    http://www.youtube.com/watch?v=mEQShmIO2vI


    (Unir en una línea si sale el enlace cortado).o buscar por youtube o google= CASABLANCA de LLOBREGAT

    Gracias por verlo y también por su difusión

    ResponderEliminar
  2. He visto y el video y la verdad es que tiene algo de gracia. Lo que pasa es que sinceramente no se hasta que punto estas parodias solucionan algo.

    Está claro que la manipulación mediática es muy efectiva y difícil de combatir, pero no se si justifica el hacerlo con otra manipulación mediática.

    Aunque sea cierto en gran medida, el comparar de esta forma a los nacionalistas con los fascistas, resulta más cómico que otra cosa, y en este sentido, no tiene ninguna gracia.

    Se puede bromear, pero sin perder la seriedad. Por favor.

    ResponderEliminar

Sólo son permitidos los comentarios identificados. Le rogamos se identifique con algunas de las posibilidades que el sistema le ofrece.

Gracias y bienvenidos.

Lino (Información y realidad)
(cualeslarealidad@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)